Los consumidores seleccionan a los comerciantes en su área local y cargan un “cupón digital” en su teléfono móvil.